Alimentos empleados como medicamentos en el Nuevo Reino de Granada. SIGLO XVIII

Cecilia Restrepo

Interesada en los productos alimenticios que se utilizaban como medicamento en épocas anteriores, recurrí al  libro de La Terapéutica en el Nuevo Reino de Granada. Un recetario franciscano del siglo XVIII escrito por el Botánico Santiago Diaz Piedrahita y el reverendo padre Juan Carlos Mantilla. O.F.M., dichos escritores son dos eminentes investigadores, y me decidí a hacer una reseña de la obra y al mismo tiempo un recuento de estos comestibles que se usaron para aliviar y hasta  curar enfermedades.

El libro es un recetario franciscano, posiblemente,  del siglo XVIII recuperado por los escritores en el Archivo provincial de la orden seráfica, donde  encontraron un manuscrito que figuraba como Recetario Franciscano o vademécum. No se conoce con exactitud el  creador del recetario, tal vez,  fue hecho por un fraile de esta comunidad que conocía la medicina popular.

El contenido revela  la cultura médica de la época, especialmente la medicina de España sustituyendo, en cierta medida, los aportes  de la indígena, sin embargo, los procedimientos médicos aplicados en esta obra eran una combinación de la tradición indígena, la española más la innovación del médico tratante quien acostumbraba registrar su comentario en las prescripciones. Para este momento se creía que las alteraciones de los humores del cuerpo eran las responsables de las diversas modificaciones de la salud, y se regían por este saber. (Diaz.2002:20, 49)

Los frailes mendicantes Franciscanos que llegaron al Nuevo Reino de Granada en 1550 para evangelizar a los aborígenes tenían en sus huertos muchas plantas medicinales, y varios de ellos fueron conocidos como curanderos del Nuevo Reino. (Diaz, 2002:25)

A pesar de que su procedencia, fecha y autor no se han determinado con precisión, este manuscrito inédito, hasta su momento, “proporciona una visión real del tipo de terapéutica que se utilizaba en Santa Fe durante la segunda mitad del siglo XVIII.” (Diaz.2002:35)

El vademécum, recopila muchas enfermedades y estados físicos señalando su respectivo  remedio, incluyendo la preparación y su consiguiente  dosificación en el momento y recipiente adecuado. Igualmente, allí se encuentran las preparaciones exóticas rodeadas de ritos extraños, así como,  las especificaciones precisas para hacer ungüentos, jarabes, pócimas y dietas, incluyendo algunas donde usaban estiércol de asno, de caballo, de paloma y de gallina, cagarruta de cabra y oveja, tanto, que se creyera cosa de hechicería, pero que fueron muy empleados en ese siglo, a pesar de la falta de higiene en su aplicación.

Hay una relación de muchas plantas que se usaban para los dolores, para inflamaciones, para la tos, para la fiebre, así como, para tratar la diarrea, sacar parásitos intestinales, o combatir el envenenamiento, incluso para inducir el aborto, quitar los piojos o el carate. Estas recetas se verán más adelante. (Diaz.2002:46)

El libro registra las  ventajas de las raíces, las hojas y los cogollos de las plantas. También cobija este recetario las propiedades de algunos animales, plantas y minerales, como  por ejemplo “la piedra imán (magnetita)… metida debajo del sobaco, evita el aborto cuando la mujer quiere malparir”, y advierte “esto es probado” (Diaz. 2002: 119).

Otra información importante que aporta el recetario son  las medidas que se utilizaban en esta época, (ver anexo) para preparar los brebajes, de esta manera se menciona el dracma, el escrúpulo, la onza o los granos, cada cual para un producto especial. Estas preparaciones no siempre eran para tomar o beber también se hacían en polvos, en cremas para untar, en  emplastos o en parche, cada uno  de acuerdo al tipo de dolencia.

Las enfermedades enumeradas en el libro son de todo tipo y de diferentes partes del cuerpo, tanto físicas como espirituales, contenidas en  varias  recetas entre las cuales figuraba una para  tener buena memoria, otra,  para conocer si el enfermo era de vida o muerte, para una piedra atravesada en el caño o contra los sueños pesados.

De la misma forma se refiere a las propiedades medicinales de algunos elementos tomados de animales como el perro, el caballo, el buey, el gallo, el palomo, el ratón, el zorro y el ciervo. (Diaz.2002:141)

En el recetario hay diversas fórmulas elaboradas con productos comestibles como el azúcar, la sal, la pimienta, la miel, lácteos, carnes, condimentos, verduras, cereales y alimentos americanos como la quinua, el aguacate  y la yuca, la mayoría de las veces mezclados en una sola receta.

De acuerdo a este manuscrito extraje algunas de  las recetas a base de alimentos que se manejaban  como medicina para tratar  diversas enfermedades y padecimientos, estas fórmulas, como se citó son combinaciones de productos, los cuales se repetían varias veces.

Hay que advertir que los ingredientes comestibles van en negrita y que los preparados con  minerales, que no eran alimento, pero igualmente se usaban como medicamento,  no se incluyeron en esta reseña.

Uno de los componentes más utilizados era el azúcar, aparece como azúcar blanca, azúcar rosada, y parda, también azúcar candi (azúcar cande, azúcar candi o azúcar perlado es un producido de azúcar blanco refinado con aspecto de cristales muy gruesos, duros, de color blanco opaco y que no funde a las temperaturas…suele obtenerse triturando bloques de azúcar blanco, y tamizándolo para recuperar los trozos de un diámetro dado https://es.wikipedia. org/wiki/Azúcar_cande) y mascarada, (El azúcar mascabada o moscabada es un azúcar de caña integral no refinada…tiene un color marrón oscuro y una gran cantidad de melaza, lo que le da un gusto muy particular así como una textura pegajosa. https://es.wikipedia.org/wiki/Azúcar_mascabado) Hay varias recetas en las que aparece como ingrediente para elaborar las pócimas y jarabes, a saber:

  • JARABES PREPARATIVOS, PURGAS, VOMITORIOS Y AYUDAS PARA EVACUAR EL HUMOR COLÉRICO. “tome cebada limpia y entera un puño, raíz de borraja, o de la endivia, o de la chicoria,  algo majada otro puño, cocerlos en dos cuartillos y medio de agua hasta consumirse cerca  un cuartillo después colarlo y añadirle una taza de miel de abejas y media libra de azúcar y volverlo a hervir para despumarlo bien hasta tener el punto de árabe o de almíbar; del cual se tomara dos veces al día, una hora antes de comer, media taza como en cantidad de tres onzas y la otra vez como cuatro o cinco horas después de haber comido; y cada vez se beberán encima de dichos jarabes y unos tragos de agua algo calientes o de agua de cebada cocida caliente.” (Diaz.2002:77)  Si tiene a la mano naranjas agrias, bastara con tomar dos o tres cucharadas del zumo de estas con un terrón de azúcar diluido y tomarlas dos veces al día con agua caliente encima. Como se ve, la cebada y la miel también están presentes en este jarabe.

La miel también era muy solicitada para la preparación de jarabes como vemos en el párrafo anterior que utiliza la miel de abejas, pero también recomendaban miel rosada, blanca, de caña o virgen, melado o natural y para untarla en diferentes partes del cuerpo, en este otro caso la formula para el acné:

  • PARA LAS POSTILLAS DE LA CARA: (acné) “úntalas con miel y sanaras” (Diaz.2002:63)

En otras dolencias se mezclaba con hierbas y frutas como en este caso:

  • JARABES PREPARATIVOS PARA LA FLEMA O HUMOR PITUITOSO: “juntar de la miel rosada (Esta receta se elabora con rosas frescas preferentemente de tonos rojizos o rosados, que sean aromáticas. palmirapozuelo.com/miel-rosada) dos partes y una de oximiel, (Tome dos libras de la miel de abejas y dos libras de azúcar y una libra de vinagre, y hervir y despumarlo junto en una vasija de barro hasta que tenga el punto de la miel ordinaria).” (Diaz.2002: 82) de lo cual por cada vez se toman tres o cuatro cucharadas y sobre ello un pocillo de agua caliente, cocida con orégano, o con hierbabuena, o manzanilla o tomillo o poleo. Estos jarabes se repiten dos o tres veces al día como por la mañana en ayunas y una hora antes de comer y como cuatro o cinco horas después de haber comido, los días cuantos son menester para continuar dichos jarabes serán más o menos renitencia (resistencia) hubiere en dicho humor pituitoso que comúnmente son dos o tres o cuatro días seguidos.” (Diaz.2002:74) En caso  de no tener la miel rosada se podría reemplazar por miel natural de abejas o melado,  con unas cucharadas de zumo de naranja agria o vinagre.

De nuevo miel con hierbas:

  • PARA LOS GOLPES Y CAÍDAS: “es bueno el suero cocido y beberlo con El agua cocida con toronjil con él y la beberá caliente de tres en tres horas.”(Diaz.2002:65)

Los lácteos también formaban parte de los ingredientes, como en las siguientes recetas:

  • PARA LA SANGRE DE ESPALDAS (podría ser estreñimiento o diarrea): “hojas y polvos de llantén o ayuda de leche cocida con poleo y salvia en menguante de luna para que se quite.” (Diaz. 2002: 63)
  • UNTURA PROPIA Y SUAVE Y DE GRAN PROVECHO PARA LOS TÍSICOS ES LA SIGUIENTE: aquí la mezclan con otros productos así: “untar el pecho con tuétanos de vaca, o con enjundia de gallina, o con mantequilla lavada muy bien en varias aguas, y al fin añadirle un poco de leche de mujer que hubiere parido niña, o leche de vaca con unas hebras de azafrán molido” (Diaz.2002:83)

Los condimentos como la sal y la pimienta eran importantes a la hora de combinarlos con otros comestibles, como el vinagre que era recomendado para enfermedades de la bilis que producía las fiebres:

  • PARA EL SUSTO: “agua fresca misturada con vinagre, que esparce la sangre y se quita” (Diaz.2002:63)
  • PARA LAS CALENTURAS TERCIARIAS: “comidas las hojas y cogollos de lechugas con vinagre destemplado (bebida agria) y azúcar, quita las calenturas y mitiga la sed” (Diaz.2002:106)
  • VOMITORIOS PARA TRASBOCAR O VOMITAR LAS FLEMAS: “…cocer, o que den un buen hervor juntos dos partes de agua y media parte de la miel de abejas con un poco de vinagre; y cuando lo quieran tomar, echarle un poco de aceite de comer encima, de allí a media hora poco más o menos, meta el paciente los dedos en la boca o una pluma de la ala de la gallina antes mojada en aceite de comer, y lance lo que buenamente pueda, de allí a cuatro horas se puede comer alimento.
  • PARA EL PECHO Y TOS: “pimienta molida con la enjundia de gallina y azúcar rosado revuelto todo junto que quede como lamedor (agua espesada con azúcar) espeso, es útil y provechoso a la tos” (Diaz.2002:110)
  • RECETA PARA LOS DOLORES DE CABEZA: “bate bien una clara de huevo con un poco de azafrán y con pañitos fríos mojados en esto se pondrá en la frente, es bueno también batir la yema de un huevo y untarse la frente y poner encima una venda con ” (Diaz.2002:136)

Las frutas siempre han ayudado a resolver problemas de la salud, por consiguiente se consignaron algunos ejemplos:

  • PARA EL DOLOR DE CATARRO EN EL PECHO: “unas naranjas cortadas por la parte por donde estaban prendidas al árbol y enhuecarlas un poco, llenando el hueco de azúcar blanca, y poniéndolas sobre brasa, y cogiendo en una cuchara el agua que van destilando, o aquella almíbar que se hace, irla cogiendo hasta que se recoja toda; esto se hace con tres naranjas y es remedio hasta para arrojar, si hubiere apostema en el cuerpo, tomando de esto una vez en la mañana y otra en la tarde” (Diaz.2002: 101)
  • PARA DETENER LA GONORREA: “toma tres onzas de agua rosada, una onza de zumo de limones y la clara de un huevo crudo, bátelo todo junto y dalo al enfermo; lo reiteraras por cuatro días”. (Diaz.2002 :119)
  • PARA EL CÁNCER: “lava con vino y echa encima polvos de granada, y veras efectos maravillosos” (Diaz.2002:122)

El vino se consideraba alimento y medicina, por tanto se recomendaba en varias recetas:

  • PARA LA VOZ: “ el que la tuviere buena beba vino cocido con romero, la conservara y sonara” (Ibid:63)
  • PARA LA HIDROPESÍA: “de cebolla albarrana, media onza se pondrá en infusión en medio alumbre de vino blanco y se tomará en ayunas por algunas mañanas.”(Diaz. 2002:65)

Otros alimentos relacionados como medicamento eran los huevos,  los pollos, tanto la carne como la enjundia y en caldo, el cangrejo o camarón, el huevo, la vaca, su carne y manteca, el carnero, el puerco, su manteca y  los huesos de jamón

  • UNTURA PROPIA Y SUAVE Y DE GRAN PROVECHO PARA LOS TÍSICOS otro es “comer arroces de cebada limpia y bien cocida en agua o caldo de pollos chicos sin manteca y bebiendo todas las mañanas con un terrón de azúcar medio cuartillo de agua de cebada cocida, la cual se volvieron a cocer las colas o cocas de cangrejo, o del camarón fresco de los ríos, pero siempre se bebe lo que se bebiere templado o tibio y nunca frío…” (Diaz.2002:84)
  • Para las cámaras (diarrea) que no sean de sangre: “tomaras un par de huevos en tortilla, hechos con una onza de cera nueva, en lugar de aceite o manteca y comerlos por la mañana” (Diaz.2002: 70) también puede servir este para cámaras de sangre: tomaras sacando la presa hirviendo y tendrás un pollo prevenido: degüéllale y que vaya cayendo la sangre en la presa, meneando siempre y dársela al enfermo un cuarto de hora antes de comer y persevera tres días si antes no se quitan” (Diaz.2002:71)
  • PARA EL CÁNCER: “tomen los cangrejos de agua dulce, y vivos, los tuestan en un vaso de cobre o hierro, muélanlos bien después de bien tostados y echen polvos sobre la llaga encancerada y apriétenlos bien y hará una costra dura…” (Diaz.2002:99)
  • VOMITORIOS PARA TRASBOCAR O VOMITAR LAS FLEMAS Otro vomitorio: se compone de zumo de las raíces de los rábanos, como media onza o algo más y de oximiel una onza y media y como un cuartillo del caldo claro de un pollo o de carne, sin sal alguna, y hacer con ello bebiéndola la misma diligencia como arriba queda dicho para vomitar de allí a media hora.” (Diaz.2002:75)

Como se mencionó anteriormente, los alimentos de origen americano también estaban presentes en este libro, como remedio para:

  • PARA APOSTEMAS POR DENTRO (abscesos):” hacer pozima [sic] de media onza de quinua una vez lavada…un cogollo de aguacate, lo que hace un jeme de la caña del maíz verde a esto se le echa el agua necesaria, hasta que después de bien tinta quede una escudilla o más, se le echa azúcar y se toma caliente, de parte de noche, por tres o cuatro veces, se deshará la apostema” (Diaz.2002:108)
  • PARA ERISIPELAS (La erisipela es una enfermedad infecciosa aguda y febril, producida por estreptococos, que afecta principalmente la piel): “yuca fresca molida, ponerla y abrigarse”.
  • PARA ARDOR DE RIÑONES (nefritis) : “toma una calabaza algo tierna, quítale la punta de la cabeza, sácale algunas tripas y aquel hueco que queda llénalo de aceite y pon la calabaza al rescoldo, después de asada quítale aquellas tripas que quedaron con el aceite y amásalas de manera que quede en forma de ungüento y úntate con el los riñones” (Diaz.2002: 102)
  • PARA HIERBAS O VENENO: “la pepita del achiote, bien molido, lo que hace media cascara de huevo y desatado en poca cantidad de miel de abejas, se toma y a las 24 horas echara las hierbas…otra solución era: toma el unicornio (rinoceronte) y piedra bezar (calculo biliar) con vino…”(Diaz.2002:113)

Otros comestibles como cereales, leguminosas y vegetales estaban presentes en el recetario, se formulaban arroces de cebada, garbanzos, espárragos, arroz,  o el trigo en salvado y pan.

  • UNGÜENTO PARA OPILACIÓN Y HAYTOS [sic]: “hoja de rábano y de apio y cebolla blanca bien majadas con manteca de vaca y enjundia de gallina, batirlo todo con las hojas del rábano y del apio hasta que se incorpore bien y se pueda guardar; y usen en él que es probable” (Diaz.2002: 98)
  • JARABES, PURGAS Y AYUDAS PARA EL HUMOR MELANCÓLICO Y PARA LOS QUE PADECEN OBSTRUCCIÓN DEL BAZO O DEL HÍGADO: “tome raíces del perejil, del apio, de borrajas, de la grama, del esparrago,…lavado todo de la tierra que tuvieren y algo majado o cortado cocerlo junto en tres cuartillos de agua, hasta consumirse como un cuartillo y exprimir lo restante por un paño a lo colado se le añadirán cuatro onzas de la miel de abejas y una libra de azúcar; junto se vuelve a hervir por despumarlo, al fin se le añade como media taza de vinagre bueno y con otro hervocillo se aparta del fuego, colándolo de nuevo, y de este jarabe por tres días o cinco se tomara cada día una hora antes de comer y a la tarde como cuatro o cinco horas después de haber comido, por cada vez media taza, bebiendo encima unos tragos de agua caliente o cocimiento del culantrillo de pozo.” (Diaz.2002:80)
  • AYUDAS EFICACES PARA DICHA MELANCOLÍA Y FRIALDADES: “en cantidad de agua para ocho ayudas se echará un pedazo de carne fresca de vaca picada, un codillo de puerco fresco picado y un hueso de jamón, se echara todo a cocer en malvas, escobilla menuda, topotoropo, raíces de bledos, apio, perejil, toronjil, garbanzos, un puño de pasas (uvas secas enjugadas al sol), salvado de trigo, linazas, se echaran un poco a cocer en la dicha cantidad de ocho  ayudas  y hervirá hasta que se consuman dos y queden seis; después se colará y guardara en un tarro limpio bien tapado, y luego el día que se ha de echar las ayudas se sacara la cantidad para dos ayudas y en esta cantidad le echara seis onzas de azúcar parda, y dará otro hervor ligero con la azúcar y se volverá a colar y se le echara su sal correspondiente y medio real de benedita y un real de aceite de ruda…” (Diaz.2002. 82) y así se echara dos ayudas cada día por nueve días.
  • RECETAS PARA LAS TETAS DE LAS MUJERES QUE SE HINCHAN POR MUCHA LECHE, POR SUPERFLUIDAD DE HUMORES Y PADECEN GRANDES DOLORES. “Toma el migajón de pan en el zumo del apio y ponlo sobre las tetas y luego deshincharan” (Diaz.2002:87) Otro: “toma la harina de las habas y las yemas de los huevos y bátelo y ponlo sobre las tetas, y se quitara el dolor” (Diaz.2002:88)

A propósito de garbanzos, estos eran considerados de gran valor medicinal y se prescribían a menudo, incluso los resaltaban en el libro:

  • Virtudes del garbanzo: “el caldo de garbanzos dado con romero es provocativo a la orina, abre las opilaciones del hígado y bazo, deshace la piedra; majados con miel en forma de emplasto, deshace las manchas del rostro; comidos con vinagre, expelen las lombrices del vientre” (Diaz.2002:95)
  • AYUDAS (enemas) PARA EVACUAR EL HUMOR COLÉRICO Y PARA LOS DE COMPLEXIÓN CALIENTE: “…se hace tomando caldo de la olla con garbanzos, o de las tripas del carnero o ternera, como un cuartillo y medio, con añadirle mantequilla de vaca o manteca bien lavada, dos onzas y otras dos de azúcar y un poco de sal, todo bien incorporado al modo ordinario. Se aplicara bien tibia.(p:79)

Hay varios remedios para las almorranas dependiendo del uso puede ser, para almorranas internas, para el mal de almorranas y para abrir las almorranas, a esta última se recomendaba:

  • ALMORRANAS: “toma enjundia de gallina cruda la cantidad que quisieres mézclale azúcar en polvo en proporción de la enjundia, añádele a lo sobredicho, pulpas de manzanas dulces, cocidas a fuego lento, otro tanto peso como es la enjundia; amasa bien todo esto con las manos; unta las almorranas con esta pomada, e infaliblemente sanaras” (Diaz.2002:128)

. Otras recetas producto de mezclas de diferentes ingredientes ya citados:

  • PARA EL MAL DE ORINA O PIEDRA: “un pescado llamado culbinata tiene una piedra blanca en la cabeza, los polvos de dicha piedra en vino, deshace la piedra” (Diaz.2002:91)
  • AYUDAS PARA LA CÓLICA: “poner a cocer una gallina bien gorda con un pedazo de tocino y tres cabezas de cebollas blancas y después de bien cocidas y machacada bien la gallina echarle medio vaso de aceite, sal y miel de abejas, es ayuda buena”(Diaz.2002:94)
  • PARA EL DOLOR DE MUELAS Y CARA HINCHADA: “…revolver un poco de unto (Sustancia de consistencia grasa y pegajosa que se usa para untar; en especial la que se emplea con fines terapéuticos o la que se emplea como sustancia alimenticia.) sin sal y una yema de huevo y ponerlo tibio, antes de lo referido se pondrá a cocer un poco de arroz y, en estando bien cocido, colarlo y bien desbaratado poner un parche, y en secándose poner otro, tomando al mismo tiempo bocaradas de agua del cocimiento del arroz tibio con sal.” (Diaz.2002:102)
  • JARABES PARA RUMAS (reumas) cálidas: “un poco de cebada, un manojito de verdolagas, un puñito de la lengua de buey y unas lechugas, cocerlo en tres libras de agua hasta que merme la mitad colarlo y a lo colado echarle una libra de azúcar y despumarlo, y antes del punto de almíbar, echarle una onza o media de sen (un arbusto. Las hojas y el fruto de la planta se usan para hacer las medicinas) molido”. (Diaz.2002:109)
  • PARA LA TOS: “limpia dos o tres cabezas de ajos, hazlos masa muy bien, y después añadir enjundia de marrano, y de nuevo májalo todo junto y cuando te fueres a acostar de noche a dormir, descálzate y pon los pies cerca del fuego, lo más que pusieras sufrir y ponte unos escarpines bien calientes o unas balletas o trapos, y hazte untar el espinazo con esta unción de la enjundia y ajos bien caliente, que en tres noches quedaras sano.” (Diaz.2002:109)
  • PARA EL PECHO Y TOS, Otro: “rábanos cocidos y comidos remedian la tos y purgan los humores del pecho”.(Diaz.2002:111)
  • PARA LA CÓLICA VENTOSA: “toma una yema de huevo, mézclala con buen aguardiente, calienta esto un poco, echa de azúcar el peso de un escudo de oro y bébelo” (Diaz. 2002:125)
  • PARA LA ORINA Y LA PIEDRA:” tomaras una cabeza grande de cebolla y la freiras sin quemarla, en aceite de comer, y bien exprimida por un lienzo, la darás a beber tres mañanas en ayunas. “(Diaz.2002:131)
  • RECETA PARA MAL DE ORINA: “tomareis una cebolla blanca y la harás ruedas y las echaras en una libra de agua llovida en una vasija de vidrio bien tapada, y al cabo de una hora lo colaras, y bien exprimida la cebolla, le darás el agua al enfermo con una cucharada de miel de abejas; bien entendido que sólo se le da a beber con la miel de abejas lo que saliere solo de la cebolla exprimida, porque el otro agua no sirven; la cebolla ha de ser grande, o tres o cuatro chicas si o hay grandes hechas ruedas.” (Diaz.2002:158)

Existían otros remedios que tenían  que ver con partes del cuerpo de animales o sus excreciones y líquidos, no eran comestibles pero se formulaban de esta manera:

  • PARA EL MAL DE MADRE (histeria): “sahúmate con los cuernos y pezuñas de cabra; y de los vellos o pelos que los negros tienen en la parte de abajo reciba bien el vaho o humo, bien tapada la cabeza…”(Diaz.2002: 103)
  • PARA DOLOR DE ESTÓMAGO: “toma estiércol de puerco y hiérvelo en aceite, y ponlo sobre el ombligo” (Diaz.2002: 112)
  • AYUDA PARA ARRANCAR FRIALDADES “en orines de muchos (muchachos) o de hombres se cocerán unas cascaras de ajos…jabón de castilla y hiel de vaca…” (Diaz.2002:110)
  • PARA SACAR ESPINAS O ESTACA CLAVADA EN EL CUERPO: “la lagartija majada o caracol majado, o estiércol de patos mezclados con bledos molidos saca el frio y quita el dolor” (Diaz.2002:114)
  • PARA SACAR DIENTE O MUELA: “para sacarla sin hierro haz ceniza de lombrices de la tierra y ponla en el agujero y descárnala bien y saldrá; lo mismo hace el colmillo de la culebra, tocando la muela podrida y no toques otra porque también cae.” (Diaz.2002:114)
  • PARA EL MAL DE MADRE: “los testículos del zorro arrancados cuando está vivo, traídos a raíz de las carnes, quita y preserva a las mujeres del mal de madre” (Diaz.2002:124)
  • PARA EL MAL DE ORINA, PIEDRAS O ARENAS: “ toma la sangre del cabron (macho cabrío) y polvos de alacranes quemados, los que quieras y con aceite de alacranes o de azucenas harás como emplasto y lo pondrás sobre el empeine y partes vergonzosas” (Diaz.2002:124)

Finalmente las recetas que  curaban por creencias o amuleto usando objetos específicos:

  • PARA SECAS (ganglios que se forman en la ingle o la axila): “atarse una hebra de lana colorada, teñida con rasilla, o una hebra de pabilo en el dedo pequeño de la parte contraria, de suerte que si la seca está en el lado derecho se ata en el izquierdo, siempre al contrario; es bueno”. (Diaz.2002:107) (amuleto: Objeto portátil al que se le atribuye un poder mágico capaz de dar salud o suerte o de beneficiar a la persona que lo tiene en su poder y lo lleva encima.)
  • PARA EL PARTO DIFICULTOSO: “le ataras un manojito de perejil al muslo por la banda de adentro y así que para quitárselo pronto porque le hará echar las entrañas si se lo deja puesto. Lo mismo hace la pluma de buitre atada y puesta. La piedra del águila también ayuda al parto.” (Diaz.2002: 113)
  • RECETA PARA EL ASMA: “toma una tripa de carnero, buey, vaca o toro, de lo que tuviere, se le dará a comer a un gato (o muchos) y la estará soplando el enfermo cuanto pueda, mientras la come el gato, por la parte opuesta y verá como el mal se le pega al gato y él queda bueno”. (Diaz.2002:125)

De esta manera termina este recetario el cual gracias a la sabiduría de algunos frailes y la experiencia en los resultados de sus medicaciones, se convirtió en un manual o vademecun donde podían consultar los médicos para curar las diferentes enfermedades y dolencias de la sociedad del siglo XVIII.

Anexo: Medidas

Dracma: La dracma medicinal es una unidad de medida de masa, empleada antiguamente por los boticarios españoles. Aunque el término dracma tiene género variable, la dracma medicinal siempre se usa en femenino. Pesaba 3,5944 gramos y equivalía a: la dracma medicinal siempre se usa en femenino. Pesaba 3,5944 gramos y equivalía a: 72 granos; 3 escrúpulos https://es.wikipedia.org/wiki/Dracma_medicinal

Escrúpulo: En el siglo XVIII, los antiguos boticarios pesaban en libras, onzas, dracmas y escrúpulos. La relación entre ellas era la siguiente: una libra pesaba doce onzas, la onza ocho dracmas, la dracma tres escrúpulos, y el escrúpulo veinte granos. https://es.wikipedia.org/wiki/Escrúpulo_(unidad_de_medida)

Peso de un escudo de oro: En 1535, en el reinado de Felipe II es cuando el escudo de oro se convierte en la principal unidad monetaria de todo el territorio español. https://es.wikipedia.org/wiki/Escudo_español

El peso de tres reales de plata: El real español era una moneda de plata de 3,35 gramos que empezó a circular en Castilla en el siglo XIV y fue la base del sistema monetario español hasta mediados del siglo XIX. https://es. wikipedia.org/wiki/Real español

Adarmes: El adarme es una antigua unidad de masa castellana, equivalente a la dieciseisava parte de una onza. Estaba dividida en tres Tomines. . Equivalía a 1,79 gramos, es decir 36 granos. Esta palabra ha quedado en el idioma español como sinónima de algo insignificante o que existe en poca cantidad. http://es.wikipedia.org/wiki/Adarme

Terrón: “En el siglo XIX el azúcar empezó a venderse partida en trozos de todos tamaños, pero esto resultaba muy poco práctico… A Jakub Krystof Rad se le ocurrió comprimir azúcar granulada en forma de cubitos… En 1843 patentó la prensa con que los hacía en Moravia” https://quienloinvento.wordpress.com/el-terron-de-azucar/

Puño: se utiliza para referirse a lo que cabe en la mano cerrada. Se utiliza muchas veces como medida alimentaria saludable. Por ejemplo se recomiendan porciones de puño cerrado de la mano de la persona para el arroz y los fideos cocidos, las frutas cortadas en pedacitos. https://diccionarioactual.com/puno/

Pulgarada: “era la cantidad que cabía al recoger la sustancia con tres dedos” (Diaz.2002:58)

Cuartillo: El Cuartillo castellano era una medida de líquidos que equivalía a 1/4 de azumbre, es decir, 0,50415 litros. Un litro del sistema métrico decimal tiene aproximadamente dos cuartillos. https://es.wikipedia.org/wiki/Cuartillo

Taza puede contener de 200 a 250 cc3, pero depende de la taza con que median, a veces era taza de caldo.

Cuchara: Aunque es muy posible que la cuchara que tenemos en casa se ajuste. 1 cucharada = 15 ml. 1 cucharadita = 5 ml. www.naturarla.es/tabla-de-equivalencias-en-la-cocina-tazas-cucharadas-y-gramos

Onza Medida de peso que equivale a 28,70 gramos. “la onza era una medida muy utilizada antiguamente” https://es.wikipedia.org/wiki/Onza_(unidad_de_masa)

Pedazo: una parte de un todo.

Azumbre: medida de cosas liquidas y es la octava parte de una arroba. https://books.google.com.mx/books?id=yeQzJl-KdIIC. “Correspondía a casi dos litros de líquido”. (Diaz. 2002:58)

Alumbre: “cada alumbre tiene 4 cuartillos o cuatro libras; la medida alumbre, son dos libras o dos cuartillos” (Diaz.2002:58)

Medio real: unidad monetaria

Hebras: Estigma de la flor del azafrán. www.wordreference.com/definicion/hebra

Bocanadas: Cantidad de cualquier fluido que se toma o se arroja por la boca de una vez. www.wordreference.com/definicion/bocanada

Pocillo: El volumen típico del pocillo está entre 60 y 90 ml, es decir alrededor de media taza de café. https://es.wikipedia.org/wiki/Pocillo

Migajón: Miga de pan o parte de ella. es.thefreedictionary.com/migajón

Vaso: Cantidad de líquido que cabe en él. www.wordreference.com/definicion/vaso

Jeme: Medida de longitud equivalente a la distancia que media entre la extremidad del dedo pulgar y la del dedo índice, separando todo lo posible uno del otro. es.thefreedictionary.com/jeme

Escudilla: Se llamaba escudilla al recipiente semiesférico, ancho, no muy grande ni muy hondo y sin asas ni labio, usado individualmente para comer con cuchara y beber sorbiendo. https://es.wikipedia.org/wiki/Escudilla

 Manojo: Conjunto de cosas que se pueden coger con la mano de una sola vez es.thefreedictionary.com/manojo. Manojito: manojo pequeño

Libra Antigua medida de peso, de montante variable, utilizada en las distintas regiones de España. https://es.wiktionary.org/wiki/libra

Un poco: sinónimos: exiguo, corto, parco, poquito, insuficiente, limitado. sinonimos.woxikon.es/es/un%20poco

BIBLIOGRAFIA

DIAZ Piedrahita Santiago y MANTILLA Juan Carlos. 2002. La Terapéutica en el Nuevo Reino de Granada. Un recetario franciscano del siglo XVIII. Editorial Guadalupe. Ltda. Colombia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*