Historia del hambre en Europa y el conde de Rumford I

A modo de prólogo y superposición con los problemas actuales de España y la crisis económica.

Hoy, finales de julio de 2012, leer al conde de Rumford necesariamente nos lleva a reflexionar sobre la política económica que se vive en España en la actualidad, porque mirar el pasado es válido para comprender errores y aciertos del presente si se sabe leer entre líneas y se encaja, dentro del puzle internacional, todos y cada uno de los actos que, a toro pasado, nos pueden parecer lógicos sus desenlaces, sin detenernos muchas veces en extrapolar los datos y no siendo conscientes que los problemas sociales siempre fueron los mismos, en su forma más básica, desde que los humanos decidieron formar los estados.

El gran cambio político, económico y social de la Era Moderna parte, según la mayoría, en el momento que el pueblo francés decidió su futuro con la toma de la Bastilla, una aventura sin retorno cuyas consecuencias fueron imprevisibles en aquellos primeros momentos, cuando el pueblo pasaba hambre porque hasta le faltaba lo básico, el pan.

Desde ese momento, y durante dos siglos, hasta hoy, aún tiemblan las tierras con los ecos de aquel terremoto a modo de réplicas y dónde, como bucles, las mafias de políticos se alternan en el poder de forma absolutista, abusando y robando a todos aquellos que en teoría los pusieron ahí y que debían defender y mirar por sus intereses. Sigue leyendo

La historia del maíz en Inglaterra, Alemania e Italia y el conde de Rumford

Escribir sobre la historia del maíz en Europa es hacerlo sobre un afortunado y desgraciado encuentro que tuvo sus orígenes en España y que terminó exportando, tanto lo bueno como lo malo, al resto de los países.

Hay que tener presente que cuando el conde de Rumford escribió en sus memorias lo que a continuación leerá todavía no era conocida la terrible ‘enfermedad’ que el maíz transmitía y que para saber de ella en profundidad aconsejo leer mi trabajo publicado en marzo del año 2009 que  lleva por título ‘Historia del maíz en España  y la pelagra o el mal de la rosa‘, donde aparte de hacer un bosquejo histórico de su llegada al Viejo Continente hablo de una de las más terribles plagas traídas de las Indias Occidentales que padecieron los europeos y que, junto con la sífilis, diezmaron a la población. Sigue leyendo

Historia de una revolución en la alimentación y el hambre de los soldados en Baviera (Alemania) a finales del siglo XVIII y el conde de Rumford

Como prometí en mi primer trabajo dedicado a la biografía del conde de Rumford continuaré, hasta terminar un gran monográfico, escribiendo sobre la figura de este hombre hoy olvidado por casi todos en la historia de la gastronomía y su lucha contra el hambre y al que mucho le debe la civilización occidental porque fue uno de los que pusieron las primeras piedras que hicieron posible la Revolución Industrial a finales del llamado ‘Siglo de las Luces’, humanizando y socializando a una sociedad dividida entre la nobleza, el ejército y el pueblo llano con barreras, hasta entonces, infranqueables que se caracterizaban por abusos de poder que ahogaban todo signo de progreso.

Para no ser repetitivo, ya que aconsejo leer en primer lugar su biografía, daré por informado al lector sobre el momento que le tocó vivir en una Baviera que era el reflejo de toda Europa y donde el hambre era moneda común para todos, lo que llevaba a enfrentamientos y recelos entre la población civil y la militar que con sus razzias esquilmaban los graneros y enfrentaba a toda la sociedad. Sigue leyendo

La verdadera Historia del Foie gras

 Este trabajo es una actualización y ampliación de otro del año 1997

El presente estudio es una puesta al día uno de los más antiguos de nuestro sitio y que se publico, creo recordar, en el año 1997 en nuestra antigua revista matriz ciberjob.org, en su sección de Cocina, junto a otros como la historia del tenedor, del pan y varios más en lo que fue la primera web en castellano que trataba la historia de los alimentos, antes sólo existía una en inglés, aunque pueda parece mentira, porque después, muy posteriormente, aparecieron como un manojo de jaramagos  otros sitios a nuestra imagen y semejanza, la mayoría de ellos, no todos, mal llevados por personas sin un mínimo de cultura y menos de escrúpulos a la hora de redactar unas mal escritas líneas que copiaban y copian sin tan siquiera utilizar algo que nos distingue de los animales, la lógica, y de lo que no me canso y cansaré de denunciar. Sigue leyendo